¿Y Que de Ellos?

El evangelismo parece tan aterrador. Para una persona introvertida, como yo, la idea de hablar con alguien que no sé me cansa. Todavía me pongo ansiosa hablando alguien que conozco en el teléfono. Ni siquiera me refiero a la presión que hay en nuestra sociedad de no hablar de Dios.

Pero el punto de este artículo no se trata nomas de sólo decirle a otros acerca de Dios, pero se trata de esa mentalidad pasiva que cristianos aveces tomamos acerca de compartir el Evangelio. Muy a menudo miro en el Facebook y veo todas las cosas terribles ocurriendo y a menudo veo tantos comentarios de cristianos pidiendo que Jesús venga pronto y acabar con todo y llevarnos al cielo. Me hace pensar, ¿y que de ellos? La gente por ahí que todavía estan pierdidos? Las personas que nunca han oído las buenas noticias? Me incluyo en esto cuando digo que a veces sólo queremos a Jesús para salvarnos de nuestra incomodidad pero no paro y pienso en aquellos que no tienen a alguien que les de esperanza.

[Tweet “La misma esperanza que Jesús nos da es lo que tenemos que compartir con los demás.”]

Teniendo a Jesús solo para hacernos felices y nos bendiga, pero no compartir Su lado redentora con otros es una cosa egoísta. Muy a menudo veo algo en las noticias y simplemente digo lo triste que es, pero rara vez paro y oro para aquellas personas, para los corazones que cambien, y para las personas que se vuelvan a Dios. Odiamos viendo situaciones malas suceden, pero se nos olvida pensar en las personas que están realmente en esas situaciones y cuánto necesitan un salvador.

READ  At the Moment | 4

Desde que lei 1 Pedro 3:14 se a convertido en uno de mis favoritos versos. Dice, “Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.” Como cristianos debemos siempre ser conscientes de los que nos rodean y tener en cuenta que todas las personas necesitan esperanza y puedan experimentar la dulzura de Jesús, como lo hemos hecho nosotros. Esto es algo más que evangelizar para llenar más asientos en una iglesia. Esto es más acerca de pisar fuera de nosotros mismos y analizar por qué no vamos a decirle a la gente acerca de Dios y sólo en busca de que Dios se mueva en nosotros. ¿Por qué vemos cosas malas sucediendo pero no parar y orar por la gente en la oscuridad? Dios ciertamente vendrá y nos proteja pero también vamos a compartir la luz y extendió la esperanza como íbamos a hacer.

Twitter | Newsletter | Bloglovin’ | Facebook | Instagram

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.