Temporada de Sequía

Temporada de Sequía

Temporada de Sequía
Temporada de Sequía

Sería genial si la vida siempre fuera buena, Dios siempre habla, y esperamos hacer un crucero por la vida sintiendonos satisfechos. Pero eso no sucede, siempre habrá una temporada de sequía que interrumpe el flujo constante de nuestras vidas. Estas estaciones ocurren por muchas razones, a veces es un punto en el que Dios quiere que dejemos algo, reflexionar y mirar hacia atrás en lo que Él nos ha enseñado, otras veces es porque nosotros somos los que nos dimos un paso fuera de la voluntad de Dios. En el Salmo 10:1 leemos que el rey David tambien se sentía que Dios muy lejos en un punto de su vida, no estamos solos en esto. Estaciones de sequedad son difíciles, pero a veces son necesarias para redirigir nuestras vidas.

Hubo una situación horrible que estuve hace unos años y debido a que estaba herida, enojada y me sentia culpable, me hizo alejarme de Dios por un tiempo muy largo y no sentir nada. No fue culpa de Dios, sino mis propios pensamientos magulladas que me hizo sentirme indigna. Cuando necesitaba más a Dios, me aparté y me hizo caer en una racha estéril en mi vida espiritual. Probablemente fue el año más largo de mi vida, porque así como yo grité, no sentí ninguna respuesta. Alaba pero no sentia que se estaba moviendo en mi. Necesitaba volver a evaluar cuánto de Dios quería y recorté la gente de mi vida que no me ayudaban a llegar a Él y enfrentar las situaciones que me trajeron aqui. Esta temporada me enseñó que tenía que dejar de servir un poco para simplemente recibir y la reencontrarme con Dios.

READ  Amor Fuerte Como La Muerte

[Tweet “Temporadas de sequedad no es tiempo de tomar un descanso, es el momento de aprender.”]

Lo que pasa en temporadas de sequía es que es difícil ver cuál es la dirección en la que debes ir. La fe es lo único que te mantiene en este momento, y es importante para aferrarse a eso y trabajar en eso. Se podría pensar que este es un momento donde se puede tomar un respiro y poner tu relación con Dios en espera, pero Sequedadeso no es el caso. Estaciones de sequedad no quiere decir que es tu oportunidad de tomar un descanso, es el momento de aprender. Este es el tiempo que tiene para orar duramente, estudiar la Palabra, y tomar una buena mirada a ti mismo para ver si hay algo que tu necesitas enfrentar ante el Señor.

Dios a veces habla más fuerte en el silencio, y es difícil ver cuando nos sentimos que llegamos a una pared. Tu puedes estar cansado o abrumado y esta sequía nos ayuda a ver que todo lo que necesitamos es Dios y por el momento sólo tenemos que centrarnos en él. Eso es el punto de nuestro caminar cristiano, enamorándonos de nuestro Creador.

Así que tal vez tu necesitas tomar un descanso de unas amistades o reconocer donde hiziste mal y pasar tiempo a solas con Dios mientras trabaja a través de este tiempo. No tengas miedo de admitir que estás en una temporada de sequía, ya que el hecho de que lo reconoces significa que todavía te preocupas por tu relación con Dios.

Los dejo con uno de mis versos favoritos, que es Ezequiel 37: 4-5, que dice: “Entonces me dijo: «Profetiza sobre estos huesos, y diles: “¡Huesos secos, escuchen la palabra del Señor! Así dice el Señor omnipotente a estos huesos: ‘Yo les daré aliento de vida, y ustedes volverán a vivir.” En lugar de luchar  y frustrarnos con Dios, pídele que te mostre dónde o lo que te ha llevado a este punto porque Él preferiría darte vida en lugar de vivir con sequedad. Pasa tiempo de silencio y vuelvete a centrarte en él, mientras El te guía a tus puntos débilesen que tienes que trabjar. Puede que tengas que bajar tu orgullo, pero Dios va a llenarte en nuevas formas y eso vale la pena.

READ  Begin Again

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.