Ahora antes de llegar más lejos con esto, yo sólo voy a decir que esto es algo personal. No estoy juzgando, esto es sólo un desafío que personalmente quize hacer para mi propia vida espiritual. Cada uno tiene su tentación, esta es la mía.

Si este blog es una indicación, me encanta la música. Hay algo acerca de escuchar una nueva canción que me llena de escalofríos y simplemente le da un nuevo significado a un día. Estoy constantemente tocando música o algo está en mi cabeza, y yo siempre tengo mi aplicación Shazam fácilmente abierta para encontrar una nueva melodía. La música puede literalmente cambia mi estado de ánimo en un instante, cada vez que me sentía triste, sabía qué canción tocar para cambiar eso. Me daba energía y me inspiraba a actuar de cierta manera. La música es como el agua a mí, que siempre tenia que tenerlo.

Cuando me hice cristiana, mi familia y yo empezamos a ir a una iglesia hispana tradicional y fue genial. Siempre hablaban de separarnos de todas las cosas seculares, así en ese entonces mi auto escuela media obedeci, arranque todo como un curita y no me di cuenta de la lucha sería para hacer la división. Con los años todo empezó cuando una canción secular habría entrado a mi cabeza y me daba ganas escucharlo. Además, se suman las presiones de la escuela secundaria típicos y el flujo constante de la música, que comenzaron a venir a mis oidos antes de que me diera cuenta.

Irónicamente, cuando llegué a mi colegio cristiano y vi que una gran cantidad de gente que escuchaba música más secular que la música cristiana, pensé que todo era bueno, así que me sumergí en ella por completo. La música en sí misma no es mala, lo que hace que sea un problema es cuando se empieza a llevarte lejos de Dios. Tu lucha puede ser cualquier cosa, la vanidad, el vicio, etc., y una vez que se comienza a tomarte lejos de Dios, es necesario detenerlo.

[Tweet “Si algo te está llevando lejos de Dios, es el momento de cortarlo.”]

En mi último semestre de mi tercer año de universidad tuve ansiedad terrible, realmente agobiante, que continuó hasta mi último año. La escuela era obviamente un factor importante, pero tampoco estaba ayudando me a mi misma porque yo seguía llenandome con distracciones. Leí versos y dije mis oraciones, pero yo sabía que no estaba tan cerca de Dios como debería haber sido porque el 90% de la otra vez que no se estaba centrando en él. La música se convirtió en una distracción y me empezó a incómodar, especialmente cuando oí/vi un video musical de una banda y que sólo contenía cosas horribles, pero la canción era tan buena, pero me llevan hasta el punto que me hizo darme cuenta que era escuchar cosas que no tenían malas mensajes y necesitaba parar.

Desafié a mí mismo para romper con la música secular durante un mes y déjame decirte, que se sentía como una eternidad, pero valio la pena. Después de unos días de sólo del desafio, mi familia comenzó a recibir una noticia terrible y más terribles noticias empezaron a llegar y nos pegaron en diferentes aspectos de nuestra vida. Por lo general, me gustaría tocar una canción más oscura que puda encontrar y simplemente ser miserable, pero elegí para escuchar a esta canción que se llama “Que Tu Gloria Llene Este Lugar.” Es una de las canciones más lentas, pero me sentía que lo tenia que escuchar. Los problemas estaban alli y las lágrimas llegaron, pero escuchar esto hizo que Dios se sienta cerca y Sus promesas confirmó, y por una vez no estaba ansiosa de lo que iba a suceder. Esta canción me golpeó en lo necesitaba y reafirmó que sólo Dios es todopoderoso y puede hacerlo todo. Me daba la paz, una paz genuina no me he sentido en mucho tiempo. Escuchar letras sobre él, me recordó acerca de quién es Él y lo que me va dar y me dio esperanza.

No voy a mentir, que ha sido difícil. Ir a una tienda y tener que parar a mí misma cantando una canción. Pero valió la pena porque me sentí cambiar mis perspectivas y volverme a Dios mucho más rápido de lo que antes. Las canciones ahora pegados en mi cabeza eran canciones de esperanza que hicieron la vida parecen más brillantes porque en cualquier momento puedo orar a Dios.

El punto de desafiarme era para redirigirme de nuevo a Dios. Tal vez tu eres como yo y la música secular ocupa más espacio en su teléfono en vez de la adoracion y sin saberlo, te empieza distraer. Lo hice porque necesitaba un cambio, y tal vez hay algo que te está distrayendo, y sea lo que sea, tu deberías desafiarte a tí mismo para tomar un descanso de eso y ver a dónde te guía Dios. Tu relación con Dios debe estar por encima de todo, así que prefiero hacer un cambio, aunque duela, para que me puede llevar de nuevo a Él.

Twitter | Newsletter | Bloglovin’ | Facebook | Instagram

You Might Also Like

Tags:
Just a twentysomething living under the California sun. I love putting words in sentences.
Previous Post

Sounds Round Up: Synesthesia, Hillsong, & Mosaic

Next Post

Breaking Up With Secular Music

  • Me encanta tu escrita, y aunque todavía escucho un poco música secular, disfruto de la música que me dirige a dios. ¿Conoces a The Arcadian Wild o Sunday Muse? Son mis favoritos nuevos ahorrita. (Y no sabía que eras tan aficionada de la música cristiana–tengo que leer más de tus posts de la!)